jueves, 20 de junio de 2019

"Solo un día" de bloqueo lector

Hace muchísimo tiempo que no leo nada por mi cuenta y con muchísimo me refiero a tres años, quizás más. Escribo más que leo (y puede que sea un error, pero ahora no quiero hablar de eso). No sé si es por el tiempo que me lleva la carrera, por las lecturas obligatorias de la misma o porque tengo un bloqueo lector importante que no consigo engancharme a ninguna novela que empiezo a leer. 
Y me frustra. 
Durante las vacaciones de verano sí que suelo leer algo, pero nada comparado con los libros que engullía años atrás. Y me frustra tanto no poder engancharme a una novela, estar hasta altas horas de la noche leyendo con ese "un capítulo más y me voy a dormir". Me frustra porque sé que no es la falta de tiempo, veo más series que leo libros, escribo novelas y relatos más que leo libros.
Quiero ser escritora, pero no consigo engancharme a ningún libro. Qué ironía. En unos meses publicaré mi primera novela con una editorial (Pluma de Cristal) y no consigo engancharme a un libro. ¿Cómo es esto posible? Me frustra muchísimo y me da vergüenza admitirlo. Porque no tiene sentido.
Pero aquí estoy, compartiendo mis miedos en Twitter para quitarme un pequeño peso de encima. Si es que eso es posible. Eso es todo. Necesitaba compartirlo.

Esto mismo escribí en un hilo de mi Twitter hace unos días. Acababa de empezar Solo un día de Gayle Forman retándome a mí misma a volverme a enganchar a la lectura y terminar con un bloqueo lector que me ha tenido encadenada durante mucho tiempo. Sí, "me ha tenido". Porque he devorado el libro. Mañanas enganchada a la novela. Capítulo tras capítulo. 

Ese bloqueo lector ha desaparecido un poquito. No creo que sea por el libro, porque no me ha gustado tanto como me lo esperaba. Hace unos años me leí dos libros de Gayle Forman, Si decido quedarme y Lo que fue de ella. Me encantaron. Me enamoré de la pluma de esta autora. Me sentí tan identificada con esos libros, me llegaron tanto... Ahora los tengo guardados en la estantería, a la espera de que sean leídos una vez más, pero con miedo a que no sean tan bonitos, dulces y dolorosos como cuando los leí. Pero este libro... no tanto. La primera mitad entretenida, los siguientes capítulos muy pesados y repetitivos, hasta un final que si bien puede ser demasiado abierto, creo que puede ser perfecto. Quizás sea porque ahora estoy más libre. He terminado los exámenes finales de la universidad y prácticamente ya estoy de vacaciones. Quién sabe. 

De lo que sí estoy segura es de que voy a aprovechar esta racha lectora. En cuanto pueda voy a empezar un nuevo libro. Pero me lo voy a tomar con calma. Porque si algo he aprendido a lo largo de esta aventura tanto escritoril como lectora es que no me he de forzar. El estrés no ayuda a ser más constante, mucho menos a disfrutar. Y para qué hacerlo, si no se disfruta. 

Pero si no me fuerzo, puede que vuelva a "dejar" de leer. Sí. Es lo más probable. Abandonaré las lecturas constantes, esos "un capítulo más y me voy a dormir" de cada noche. Y seguiré escribiendo. Y llegará el día de lanzamiento de mi novela con Pluma de Cristal. Me preguntarán sobre mis últimas lecturas y no sabré qué responder. Porque una vez más, estaré encadenada a ese bloqueo lector que parece no querer rendirse. Quién sabe. 

Me frustra pensarlo. Me frustra no poder devorar los libros como lo hacía hace años. Lo pienso una segunda vez y pienso: "quizás no sea un bloqueo lector". Puede que no sea culpa de los libros que lea, de las novelas, de las palabras y de los párrafos. Quizás sea yo, que me gustan las historias. En general. Quizás por eso veo más series y películas que leo libros. Quizás por eso escribo más que leo. Ya me lo dijeron una vez. Que lo que me gusta no es escribir, sino contar historias por el medio que sea. Puede que sea así. Estoy segura de que en parte es así. Pero las palabras... la libertad que me da una hoja en blanco con millones de palabras a mi disposición con los que jugar, jugar y jugar. Jugar a expresarme. Jugar a transmitir con pequeños pensamientos que se convierten en historias reales. 

Quién sabe.

Un misterio más que resolver. Pero aún así me frustra. Y por eso mismo me lo voy a tomar con calma. Poquito a poco. Sin prisa. Pero sin pausa.

Y que sea lo que tenga que ser. 

Resultado de imagen de gif books


Nos leemos, 
Anne Agirre 






miércoles, 19 de junio de 2019

Una nueva aventura


Un día inesperado de mayo recibí el email que me abriría las puertas al mundo editorial.

De pequeña soñaba con publicar miles de historias. Era demasiado ambiciosa (o quizás soñadora), tanto que hice mi propio libro. Un poco de papel, una letra torpe e irregular y muchas pinturas. Nada original, pero para mi yo de siete años un sueño cumplido; un "oso ondo, lan bikaina egin duzu. Zorionak!" de mi profesora que si bien antes me supo a victoria, ahora tiene pinceladas de nostalgia, ilusión y mucha emoción.

Ahora ese sueño se está haciendo más grande. Y más real.

Aún no lo he asumido. ¿Cómo hacerlo? Y ¿por qué yo? ¿por qué mi novela? No sé si algún día seré capaz de hacerlo. Porque no es una simple novela. Son palabras de años y esfuerzos, de alegría y de enfados, de tiras y aflojas que se han llevado un trocito de mi yo más desconocido. Me da miedo compartirlo. Me aterra que en unos meses la historia de Aurora vaya a ver la luz. En todos los sentidos, sobre todo en el bueno.
No sé si me lo merezco o no. Pero sé una cosa. Que tengo ganas. Que quiero zambullirme en esta nueva aventura. Que llevo toda mi vida escribiendo y creando historias. Se dice pronto. Lo sé. Primero cuentos que solo tenían sentido en la cabeza de un niña de siete años, después pequeñas novelas en un blog de internet que ya no tiene vida, luego Wattpad, finalmente una editorial. ¿Qué puedo hacer al respecto? Decirlo. Porque puedo y quiero hacerlo. Porque antes era un secreto lleno de miedos e inseguridades. Y ya no necesito mantener esta cara mía en las sombras. Porque es real. Porque es yo.

Hace unos días supe cómo iba a ser la ilustración de la cubierta de la novela que publicaré con Pluma de Cristal (aún falta el título). Hoy ha salido a la luz y estoy sin palabras. La acogida que ha tenido es maravillosa. Aún faltan unos meses para que la historia de Aurora caiga en mano de los lectores y ya estoy deseando que ese día llegue. Ahora estoy disfrutando del proceso de creación de la novela, y cuando llegue el día de su publicación, lo siento, pero no habrá quien me pare.



domingo, 9 de junio de 2019

Guía de microrrelatos

MICRORRELATOS:



  

Guía de relatos

RELATOS:







NI DE TU SOMBRA



NI DE TU SOMBRA




Descarga Goodreads 



Tras la muerte de su padre, Freydis se convierte en la protectora de un libro que esconde mapas de tesoros y secretos que hace que muchos recorran mar y tierra en su busca. Durante la guerra civil, Freydis se verá en medio de una lucha de ambición y poder que le saldrá muy caro. 


Relato escrito para la participación de la #AntologíaVikinga de Ediciones Freya


TAN SOLO MILÍMETROS

TAN SOLO MILÍMETROS


Descarga Goodreads



Una cúpula misteriosa cae sobre toda Islandia marginándola del resto del mundo. Un pequeño grupo de investigación militar liderado por Fretha, hermana de Idunn, será el primero en entrar en ella. Ocho días después, la conexión con el interior de la cúpula se pierde. Idunn estará dispuesta a entrar en la cúpula para rescatar a su hermana, pero ¿será capaz de encontrarla sana y salva y, lo más importante, traerla de vuelta a casa?


Relato escrito para la participación de la #AntologíaMitológica de Hela Ediciones.


EL OTRO LADO

EL OTRO LADO 

EL OTRO LADO

Editorial: autopublicado en Lektu

Fecha de publicación: 2018

Páginas: 260


Sinopsis:

¿Qué pasaría si el pasado no es como se recuerda?  Algunos lo ignoraría y seguirían adelante con su día a día; otros, como Maia Marlow, harían lo imposible con tal de descubrir la verdad. Su verdad. 

Maia Marlow, la única persona capaz de viajar por el multiverso, tendra que derrotar a un villano que se oculta bajo una máscara y del que nadie conoce su identidad. Por cada día que pasa, Maia está más cerca de descubrirlo. Pero no solo eso, Sin Rostro, el villano que aterra a cada realidad alternativa del ancho y largo multiverso, devolverá a la vida unos fantasmas del pasado que inquietarán a Maia. 

¿Podrá ella superar su pasado y vencer al hombre sin rostro aunque eso signifique tener que viajar por sus recuerdos más dolorosos?


Más información: